I+D y Politica Industrial

Me quede gratamente sorprendido al observar en la television como un ingenioso fabricante te zapatos español había creado lo que denominamos una diferenciaciacion competitiva en su diseño. En palabras llanas, algo que puede hacerle vender mas que la competencia o con mas margen, que es lo que un empresario busca. Algo tan simple e ingenioso a la vez como una horma flexible que permite colocar bonitos y diferentes tacones al zapato femenino, dándole mayor o menor altura. Simple de colocar con un soporte magnético. Desconozco si han “dado en el clavo”, pero me acordé de los altos tacones de mi hija Irene cuando sale a bailar, y de como termina con los zapatos en la mano al no poder aguantarlos mas al cabo de una noche de danza. O a otras mujeres, que cargan todo el día con un par de zapatos bajos que las permitan sobrevivir y andar al cabo de unas horas.
Digo esto para tratar de forma muy simple el tema de la gestión de la tecnología, algo en lo que he estado involucrado en mi carrera profesional durante varios años. Es una área apasionante, que junto a la educación, son los pilares de una sociedad desarrollada y competitiva. Y que tanta falta le hacen a España. Estos dos pilares del desarrollo sufren de la volatilidad política actual. Una política de I+D o de educación debe perdurar mas de cuatro años de mandato político. Debía estar consensuada a nivel de proyecto de país, y delegada en la administración del estado. Pero hablemos otro día de como hemos convertido a nuestros funcionarios en objeto político, muy lejos de perdurar en el tiempo aquellas políticas básicas que constituyen el proyecto y la inversión a futuro de un país con el que no se puede jugar.
Si proyecto de país, y sin política industrial, es difícil que un país genere el tejido adecuado de investigación y desarrollo. Curiosamente siempre me he preguntado porque hemos pagado dinero por desarrollar proyectos de I+D en el area de control, por ejemplo, de robots. Se han subvencionado repetidas veces y con diferentes nombres, software y algoritmos de control en un área que ya hace tiempo que los Japoneses y otros países dominan y que además son productos que se compran por catalogo. Es difícil que España pueda cubrir necesidades en este área. Aunque es probable que a algún instituto de investigación le haya permitido sobrevivir.
Por esto me sorprende que alguien proponga innovación en la fabricacion de zapatos. Junto con Italia, en este área debíamos de tratar de diferenciarnos en diseño de calidad. Y no es la única que debería promocionar el ministerio de industria y los organismos que subvencionan y promocionan el I+D. Seria muy importante, que este ministerio que termina siendo secundario en nuestros gobiernos, incluso me atrevería a decir mediocre, sea considerado como prioritario para el proyecto de país que queremos tener. Pongamos el ejemplo de países como Estados Unidos, que han creado organismos como la NASA, con dinero publico, verdaderos motores de la investigación, y que han sido capaces de decir a las empresas donde deben invertir.
En el tiempo que trabaje en tecnología siempre me queje a mis colegas de la administración de su falta de guia. Nos decían “Que propones”, en lugar de “debes de hacer esto y te acompañaremos hasta el final” El final significa lo que Estados Unidos ha hecho con sus empresas punteras, guiarlas, ayudarlas, y llevarlas de la mano en la internacionalizacion de sus productos. Esto es lo que la administracion tiene que asegurar. El otro día vi con satisfacción como el Sr Feijo y la comunidad que preside habían logrado un sustancioso contrato de remolcadores para la comunidad Gallega. Buen ejemplo donde se elije el objetivo y la administración ayuda. Porque sin duda, quedan nichos donde España se puede diferenciar. Que se lo digan a otro gallego, Don Amancio Ortega, que con Inditex ya supera a Telefónica en capitalización bursatil.

¿Y que es la I+D? No, no es Software de control que dificilemte solventa una necesidad y no nos diferencia competitivamente. Es lo que D. Amancio ha hecho. Cambiar el modelo con ingenio. Llegar antes al mercado. Rotar mejor las colecciones. Crear ilusión en los compradores y el mercado. Debemos centrarnos en aquello que cubre una necesidad en el mercado que no esta cubierta, en la que podemos ser diferenciales y se ajuste a nuestro proyecto de país. No tiene porque ser algo excepcional, ni “el invento del siglo”. Puede ser el modelo de negocio, el marketing, la forma de fabricar…….pero hay que centrar el tiro y esforzarse en alcanzar la meta. Y es obligacion de la administración el guiar en esta búsqueda. Financiarla y venderla al exterior. Solo de esta forma podemos lograr tener un país más competitivo. Algunas de nuestras mejores empresas ya lo hacen. Imaginemos que pasaría si las apoyaramos, las guiáramos y además incluyéramos a las más pequeñas dotándolas de finaciación para lograr nuestro proyecto de país. Los resultados a medio plazo serían impresionantes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *